II JORNADAS PLATAFORMA NAC: VÍDEO PROMOCIONAL.

Comentarios

Por aquello de que una imagen siempre transmite más que todas las palabras que puedan imaginarse, os dejamos el vídeo ilustrativo de las II JORNADAS PLATAFORMA NAC, realizado por nuestro colaborador Andrés Cristóbal, a quien desde aquí agradecemos de modo especial su contribución. Bajo el título de La caza, ¿un legado patriarcal?, se desarrollarán el próximo sábado, siete de octubre, en el Salón de Columnas del madrileño Círculo de Bellas Artes. Esperamos contar con el privilegio de vuestra presencia.



II JORNADAS PLATAFORMA NAC: "LA CAZA, ¿UN LEGADO PATRIARCAL?"

Comentarios

Felicidad y esperanza, esos son los sentimientos que nos dominan, en estos días de últimos preparativos de las II Jornadas de la Plataforma NAC. Como en la anterior edición, dispondremos de una de las salas del emblemático Círculo de Bellas Artes de Madrid. Cargados de ilusiones, ganas y energías, esperamos convertir el próximo siete de octubre en fecha inolvidable para quienes nos premiéis con vuestra asistencia, bien física, bien virtual, a través de las conexiones en directo que desarrollaremos a lo largo del evento. 


A las 11:00, abriremos las puertas. Media hora más tarde (11:30), nuestra compañera Raquel Praderil (coordinadora en Salamanca), procederá con el acto inaugural.

El ciclo de conferencias dará comienzo a las 12:00 con el tema Caza y santuarios animales, donde contaremos con la asistencia de Ismael López, Presidente y co-fundador de Santuario Gaia, y Francisco José Lucerón Manzaneque, fundador del Santuario La Frontera. Ambos aportarán sus puntos de vista, sobre la base de las experiencias vividas con la actividad cinegética que, como muchos y muchas ya conocéis, no se lo ponen nada fácil. 

A las 12:40  daremos paso al segundo turno de ponencias, titulado La caza como gestión ambiental: ecosoberanismo, patriarcado y capitalismo en la producción y reproducción de especismo. Será el momento de dos activistas que poca presentación precisan: Toni Muñoz, co-fundador y editor de contenidos de Mirada Animal, y Enrique Nafría, miembro destacado de la misma organización. Expondrán sus vivencias en sus respectivas comunidades con algunos sectores relacionados con la caza mayor y nos narrarán como esa actividad se vincula directamente con determinadas categorías económico-políticas y éticas. 

Ya a las 13:20, y para el tercer turno matinal, contaremos con Eva Benet, incansable luchadora en favor de la igualdad de género y especie. Bajo el título de Una mirada feminista a los derechos de los animales, nos transmitirá los múltiples puntos en común de tan imprescindibles luchas.

Tras una pausa para la comida, regresaremos a las 16:00 con una interpretación del monólogo Galgo, por nuestro querido compañero, amigo y gran actor, Albino Hernández-Newman. Se hará acompañar por extractos de piezas de Bach y Jesús Santamaría a la viola, en una recreación de un poema de la polifacética artista Txus García y del texto poético de la animalista M. Blánquez.

A las 16:30, seguiremos con Refugiados de la Caza. Conferencia-coloquio en la que analizaremos el proceso que viven los perros usados para la caza, desde el rescate, después de ser desechados, hasta que llegan a una casa definitiva. Nadie mejor que Gaston Benedetto, socio fundador de Insieme per FBM Proteggiamo i Levrieri, que viajará expresamente desde Italia; Pilar Delgado, portavoz de Animal Rescue España; Angel Félez, responsable de Dog Horse City; y Alicia Villa, Presidenta de Evolución – Asociación por la defensa y los derechos de los animales; para ilustrarnos con su experiencia en esta delicada temática.

Ya a las 18:00 tendremos el privilegio de visionar un extracto del documental Yo, Galgo; aún en proceso de montaje. Su director y creador, Yeray López, lo presentará; y compartirá con los y las asistentes su camino, propósitos y vivencias en la realización del film. Os recordamos que, por estrictas limitaciones de aforo, para este acto concreto y el habitual turno de preguntas con el que concluirá, se precisa reserva previa. Para mayor comodidad, podréis realizarla mediante correo electrónico a la dirección info@plataformanac.org . 

Como final de estas II Jornadas Plataforma NAC, hemos programado a las 20:30 una mesa redonda que, bajo el título Víctimas de la Caza, contará con la participación de Silvia Barquero, Presidenta de PACMA; Matilde Cubillo, Presidenta de Fapam y Justicia Animal; Carmen Ibarlucea, escritora ecofeminista, integrante de la coalición Unidos Podemos, como miembro de Equo; Gisela Mehnert, Presidenta de la Fundación Benjamín Mehnert; y Theo Oberhuber, Coordinador de proyectos Ecologistas en Acción. Por parte de NAC, será nuestro compañero Rafa Hernández, economista y poeta, el encargado de moderar los debates.

Confiamos que el programa resulte de vuestro interés, por lo que os esperamos a todos y a todas el próximo 7 de octubre, en la sala de Columnas del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

NOS TOCÓ

Comentarios
Sergio Marqués, agradeciendo el premio ante las asistentes
Según las creencias de cada cual, se lo agradeceremos al más allá, al karma, a la fortuna o a la mano neutral que, al azar, seleccionó nuestro nombre entre más de una centena de organizaciones. El sorteo se celebró durante la gala anual que organiza el madrileño Círculo de Bellas Artes, a modo de resumen de las actividades desarrolladas durante el curso anterior. En representación de NAC, acudieron al acto Sergio y Vero que recibieron gustosos el premio, consistente en el derecho a usar, de modo gratuito y durante una jornada, una de las mejores salas de esa institución.

Sorprendidos por tan grata noticia, nos pusimos a trabajar. Ya tenemos fecha, 7 de octubre, y un programa, bajo el título genérico: La caza, ¿un legado patriarcal? El tiempo juzgará, pero podéis estar seguros que pondremos todo nuestro empeño en dejar constancia pública de nuestra voz antiespecista.

Tras el éxito de las primeras jornadas NO A LA CAZA que en tan insigne recinto organizamos el pasado año, asumimos la responsabilidad de mejorar. Os detallaremos su contenido por este mismo medio, en cuanto recibamos las últimas confirmaciones. Hoy es el momento de agradecer la colaboración a todas las que de uno u otro modo nos apoyáis cada día y por supuesto al Círculo de Bellas Artes, por brindarnos esta oportunidad única que esperamos saber aprovechar como se merece.

POR EL SACRIFICIO CERO Y EL MÉTODO CES. MANIFIESTO DE CONCIENCIA RESCATA MÁLAGA.

Comentarios
Nos hemos concentrado hoy aquí para rendir un pequeño homenaje a nuestras amigas y compañeras más fieles, esas a las que llamamos mascotas, animales de compañía, nuestras perras y gatas.

Comencemos por el principio. Una mamá perra tiene un periodo de gestación de 58 a 65 días, y puede llegar a tener entre 1 y 14 cachorros, dependiendo de la raza y del tamaño del animal. Una mamá gata, por su parte, tiene un periodo de gestación de 62 a 67 días, y puede llegar a tener entre 2 y 6 crías. Conciencia y educa desde la empatía. Ningún ser vivo es más que otro.



Llega el verano… estamos de vacaciones. Las niñas y niños sin colegio, sin instituto. Se van con sus madres y padres de vacaciones. Uuuuh, horror. ¿Qué hacemos con el cachorrín que regalaron en Navidad? Lo dejamos en una gasolinera o recalar en una perrera para que su futuro consista en ser dormida. Conciencia, educa desde la empatía. Ningún ser vivo es más que otro. Esas son las cachorras compradas, gatas o perras, de raza, de moda, sometidas a vivir enjauladas toda sus vida, a traer camadas indeseadas que por invendibles se echan a morir.

La diferencia entre perrera y protectora, refugio o santuario, es sencilla. Los intereses económicos que predominan, la maldad y la frialdad de poder matar. En un refugio el animal es amparado; es protegido, cuidado, alimentado y adquiere opciones de encontrar un hogar definitivo. De eso se trata, de fomentar las casas de acogida, de fomentar el amor animal. En la perrera no. La perrera tiene en cuarentena al que interesa y al que no, lo mata por descarte. Un día le pilla el día nublado al profesional y a matar, esa es la realidad. Por eso pedimos concienciación. No compres, adopta; y si no puedes, acoge. Ellas te darán hasta su último aliento. Ese mismo que pierden cuando se las encierra o sacrifica. PERRERAS NO. NO TE LUCRES CON SU VIDA. REFUGIOS MUNICIPALES, AYUDA A QUIEN TE AYUDA.

Particulares que hacen parir a sus familiares de cuatro patas para lucrarse de esas vidas. La vida no es algo con lo que se debiera hacer negocio. Fomentemos la cultura, no la tortura ni el sacrificio. Método CES para toda Málaga ya, controlar colonias, castrar, identificar y dejar libres a las gatas es la única manera de controlar sus constantes camadas, de hacernos responsables de ellas y velar por su bienestar. Contar con felinos por las calles de la ciudad es también una ventaja pues nos ayudan a fomentar la biodiversidad.

En esta perfomance pretendemos plasmar el sufrimiento y las muertes innecesarias de estos animales que se suceden día a día, debido a una conciencia muy poco responsable en cuanto a la tenencia de animales de compañía, de lo fácil que resulta el abandono y de políticas que no acompañan en la lucha contra el sacrificio de estos animales. Por eso hemos iniciado una propuesta en la que pedimos al Ayuntamiento que ponga los medios adecuados para llegar al sacrificio cero de animales en el zoosanitario, método CES y prohibir la cría entre particulares. Ninguna camada es deseada.

Manifiesto de Conciencia Rescata Málaga -
Gloria y Bárbara.

ADOPCION, ACOGIMIENTO. PAUTAS DE SEGURIDAD BÁSICAS

6 comments
PAUTAS DE SEGURIDAD BÁSICAS
Cuando se acoge o adopta un perro.

- NO SOLTAR. Ni siquiera en espacios seguros (vallados, cerrados...). Los primeros días, semanas e incluso meses. No lo sueltes. No te conoce. No conoce la zona. Seguramente esté asustado por el cambio y las nuevas rutinas. Si lo sueltas en una zona segura puede que no se deje coger. No lo sueltes porque puede escapar y si escapa lo más probable es que muera atropellado.

- NO INVADAS SU ESPACIO PERSONAL. Nada de abrazos, besos... no invadas su espacio. Espera que sea él quien busque el acercamiento y el contacto. Puede que el mismo día lo quiera o puede que tarde meses en solicitarlo. No invadiéndole estás generando confianza.

Milo lleva martingale con correa a mano y arnés de tres puntos con correa a cintura. Milo es un perro de rescate que rescatamos a los comienzos de ERA y que es uno de mis perrihijos.  El arnes, el martingale y la correa de cintura son todos solidarios de los acogidos de lidia.

- SISTEMAS DE SUJECION SEGUROS. Collares anti escape, arneses y correas de adiestramiento sujetadas al cuerpo las primeras semanas a la hora de salir a pasear. Cualquier tirón puede ser mortal para el perro si no llevas las correas bien sujetas.

- VENTANAS Y TERRAZAS CERRADAS. aunque no lo creas, si el perro se ve encerrado y está asustado, una ventana o una terraza es una vía de escape. Pueden saltar y matarse.

- CUBOS CON LEJÍA FUERA. No dejes a su alcance cubos con lejía o productos de limpieza. No sabes si puede beber de ahí si tiene sed.

- SENTIDO COMÚN. Ponte mínimamente en su lugar, en el miedo que siente encerrado con alguien que no conoce, la incertidumbre de no saber que le va a pasar. Ponte en su lugar y trata de ganarte su confianza no invadiéndole, forzándole ni generando situaciones que puedan violentarle. Déjale que huela la casa, que busque un sitio donde se sienta tranquilo, que entienda las rutinas y poco a poco crearas el vínculo que necesita para sentirse seguro.

De verdad, muchos animales mueren por no seguir sencillas pautas de seguridad. MUEREN. A ti no te cuesta nada más que un pequeño esfuerzo y a ellos la vida.

Sandra Rodríguez

LA VIDA EN UN SANTUARIO ANIMAL

Comentarios
Muchas personas nos preguntan cómo es nuestra vida en un Santuario. De qué modo ha cambiado nuestra vida desde que lo dejamos todo para crear un espacio para los animales rescatados.

Lo cierto es que vivir dedicando tu tiempo y energía a los animales no humanos es agotador, pero también muy gratificante.

Nos levantamos muy temprano para hacer la ronda de biberones a las cabras y ovejas más jóvenes y poder aprovechar las primeras horas del día, que ahora con la llegada del verano son las más fresquitas, para que los animales disfruten de la montaña.



Sacamos a las ovejas, a las cabras y a los burros a la zona de pastos, mirando bien que las zonas de sombra estén bien límpias y los cubos de agua llenos. Después sacamos a los patos al gallinero, ya que por la noche quedan "recluídos" en una zona cubierta para que estén a salvo de los depredadores. Alimentamos a los cerdos con fruta que nos ceden los supermercados de la zona y les limpiamos sus dependencias y cambiamos el agua. Soltamos a los perros por turnos estando bien atentos de que no se peleen al comer, ya que al ser perros rescatados algunos de ellos tuvieron que pelear en el pasado para conseguir comida. Alimentamos a los gatos y limpiamos su zona, medicando a los que lo precisan y mirando que los bebés estén bien.

Todo esto nos lleva varias horas pero es una rutina que debe cumplirse a rajatabla.

Tras sacar y alimentar a las distintas especies llega el turno de los trabajos programados. Limpiar establos, comprar pacas de paja o forraje, hacer rondas de recolección de alimentos (sólo los cerdos comen dos barcas de fruta diaria y más de 10 barras de pan), reparar vallados, preparar zonas para futuros rescates...son alguna de las tareas que más tiempo nos llevan.

Una vez al mes organizamos una jornada de voluntariado donde l@s amig@s del santu nos ayudan con las tareas mayores. Por ejemplo dentro de dos días vendrán a ayudarnos en la colocación de un estanque para los patos, un vallado para las nuevas cabras y unos toldos para zonas de sombra.

El cuidado de animales enfermos o con problemas incluye una ronda de medicación que generalmente la hacemos por las tardes. Ahora mismo tenemos una gata con mastitis, unos gatitos a los que aplicar colirio, un burro recién operado que no termina de remontar al que pinchamos penicilina, una burra a puntito de parir, una cabra con infección, un pato con el ala rota, un perro recién operado que se niega a comer y otro que pronto necesitará una silla de ruedas.

La difusión del mensaje de respeto a los animales lo hacemos desde las redes sociales, pero no siempre tenemos tiempo para elaborar vídeos o hacer difusiones, aunque lo vemos más como una necesidad más que como una prioridad, ya que de la difusión depende el que la gente nos ayude y colabore con nosotros en los gastos.

Recoger a los animales en sus respectivas dependencias nunca es tarea fácil, a algunos hay que ir a recogerlos a lo alto de la montaña y, en su afán de jugar con nosotros, nos corretean por todo el terreno en un interminable juego.

Observar las diferencias de comportamiento entre unas especies y otras y ver como se interrelacionan creando vínculos entre ellos es algo increíble. Ver como Pedro, la oveja, se hace inseparable de Antonio el burrito, o como Ozzie, el gato gris, duerme en el establo junto a Inés la burra porque se cree burro en vez de gato, o como Bandi, el cabrito, prefiere interactuar con Pacheco y Aitor, las ovejas de ojos negros, que con el resto de cabras (que le dan miedo con esos tremendos cuernos),...y tantos y tantos detalles que no tienen desperdicio.

Artículo publicado originariamente en Corazón Verde y que por su interés reproducimos con la expresa autorización de los autores.

GALGOS. PORQUE LOS CHICOS TAMBIÉN MERECEN UNA OPORTUNIDAD.

4 comments
Los galgueros prefieren a los galgos hembras porque, según dicen, ellas "son más "agresivas" y competitivas corriendo que los machos". Ello les lleva a tener más hembras que machos (lo que hacen con los galgos machos que no quieren es una pregunta que queda en el aire...).

Por otra parte, los adoptantes y las acogidas también suelen preferir a las hembras porque, según dicen, ellas son más "tranquilas" que los machos y "menos dominantes", por lo que piensan se adaptarán mejor y les darán menos "problemas" que los galgos machos.



En realidad, la situación es la contraria, puesto que, dentro de que esta raza suele ser muy tranquila, noble, dulce y sociable con otros perros, el galgo macho suele, por lo general, ser más tranquilo y "buenazo" que la hembra, siendo ella más dominante por lo general. De hecho, el individuo "alfa" en una manada de galgos suele ser una hembra.

Lamentablemente, al parecer, este estado de cosas lleva a algunas asociaciones que rescatan a estos perros a centrarse también más en las hembras, puesto que son las que más oportunidades tendrán de salir acogidas y/o adoptadas, llegando incluso algunas de ellas a verse "obligadas" a no aceptar a algunos galgos necesitados por el hecho de ser machos.

Si, además, el color del galgo macho es el negro, todo esto se acentúa aún más, puesto que, incomprensiblemente, los galgos (y cualquier otro perro o gato) de ese color gozan de menos simpatías entre los adoptantes que los animales con capas de otros tonos.

Pero entonces... ¿Qué pasa con los galgos machos? ¿Quién les da una oportunidad a ellos?

Por desgracia, todo lo mencionado hace que - al igual que sucede con otras razas de perros y con los gatos -, se queden atrás en las protectoras y en las perreras, siendo, en la mayoría de ocasiones, los últimos en ser acogidos o adoptados y los primeros en ser sacrificados, llegado el caso.

Quienes defendemos y tratamos de ayudar a los animales no podemos evitar lo que hacen los galgueros con sus galgos, lamentablemente (aunque sí podemos denunciarlo, darlo a conocer a la opinión pública y exigir a nuestros gobernantes un mayor y efectivo control sobre lo que los galgueros hacen con sus perros e, incluso, pedir el fin de la caza con galgo y también la caza con cualquier otra raza de perro, dada la ingente cantidad de perros desechados a consecuencia de la "criba" que esta actividad impone sobre los perros que utiliza).

Sin embargo, sí podemos decidir no hacer diferencias de este tipo entre los machos y las hembras a la hora de acoger, adoptar, donar, difundir, etc.

Los "chicos" también merecen una oportunidad y (palabra de adoptante de galgo macho), os aseguro que son un verdadero REGALO de la vida (al menos, así lo es para mí, y para los adoptantes de galgos machos que conozco y he conocido, sin excepción).

Eva Concejal

EL NOSOTRXS YA ES ANIMAL

Comentarios
Los antropólogos y las antropólogas nos mostraron qué es el etnocentrismo. Así, comprendimos que la visión de la existencia que la comunidad en la que vivimos nos proporciona no es la verdad, al menos la única verdad, y que existen tantas perspectivas como comunidades humanas. Pero ya es necesario un paso más. No es simplemente que compartamos el universal humano (sin dejar de pensar la diversidad humana), compartimos fundamentalmente un universo animal (con su diversidad animal), que debe ser reconocido a la hora de comprender el mundo que habitamos y construir una ética que incluya a todos los habitantes de ese mundo. Existen ya no solo diversas formas humanas, sino y sobre todo, diversas formas animales de habitar, y los seres humanos somos habitantes inmersos en esa animalidad, tanto desde un punto de vista individual (somos organismos animales), como relacional (los habitantes, quienes habitan, quienes tienen la capacidad de intervenir, de intención, de relación, no es exclusiva de los animales humanos; la capacidad de agencia para habitar desde la existencia propia se encuentra en la animalidad, en la interanimalidad, de la que lxs humanxs forman parte).



En este sentido, de la misma manera que fue superado el prejuicio que impedía la comunicación entre seres humanos -por ser excluidos de la consideración de personas los oprimidos (indios, negros) por los opresores (blancos)- de la misma manera que comprendimos que existían canales de comunicación entre seres humanos que había que explorar, debemos asumir que también es imprescindible indagar en la comunicación con personas de otras especies. Esta comunicación existe, ¿o no nos comunicamos con las ovejas para que se comporten de una determinada manera? ¿No nos comunicamos con los caballos para que realicen trabajos forzados? ¿No nos comunicamos con los cerdos cuando los obligamos a los camiones de la muerte? ¿No nos comunicamos con los perros y los gatos que viven con nosotras y nosotros? ¿No existe acaso la comunicación interespecífica?

Existe. Sin embargo, con lo que hoy sabemos, es necesario cambiar los valores desde los que desarrollamos esa comunicación, desterrando la violencia y la dominación por un esfuerzo de comprensión y solidaridad. Para continuar con la idea de un mundo igualitario es imprescindible habitar el que vivimos desde el reconocimiento por el interés que otros habitantes también tienen por habitar un mundo que también es el suyo.

Hay una realidad que para la mayoría resulta insoportable; que el nosotrxs ya no es humano. Es animal.

Enrique Nafría

LA DESGRACIA DE NACER HERRAMIENTA

3 comments


De todas las razas de perros, hay una cuya triste realidad vital resulta desoladoramente conmovedora: el galgo. En España, un elevadísimo número de galgos son abandonados o sacrificados al año y la razón es tan sencilla como cruel: mientras que con otros miembros de su especie la convivencia con su cuidador propicia un fuerte vínculo emocional, la existencia del galgo es concebida desde su nacimiento como una mera herramienta, un objeto. El galgo no se cría ni se adopta con el fin de formar parte de nuestro ámbito familiar. Se le cría exclusivamente para ser usado, principalmente en el entorno de la caza. La vida “útil” de un galgo en ese ámbito es de dos años. Durante ese tiempo se les mantiene confinados en zulos inhabitables, se les alimenta de forma precaria, se les entrena para correr atándolos a vehículos a motor y se los encierra hasta que llega la temporada de caza como quien guarda una azada en un trastero hasta que se necesita echar mano de ella. Pasados esos dos años y cuando el animal se vuelve mas lento, más perezoso, más torpe, en definitiva, cuando deja de rendir beneficios, pasa a convertirse en un “objeto” tan inútil como puede serlo una podadora estropeada o un coche que ya no funciona. Se convierte en “inservible”. Y se hace con ellos lo mismo que con los útiles estropeados o que ya no sirven: se deshace uno de ellos y se procura uno nuevo que funcione bien. Es más rentable criar una camada de nuevos galgos que mantener a los que ya han dejado de cumplir el cometido que se les exige. ¿Suena cruel tratándose de seres vivos? Lo es. ¿Creen que exagero? Es sencillo hacer la prueba. Paseen por todos los criaderos de galgo que quieran y comprueben con sus propios ojos cuantos galgos mayores de dos años ocupan un lugar allí. Pero esa concepción fría y calculadora acerca de la existencia de un ser vivo alcanza la máxima expresión de horror y vileza cuando uno conoce las atroces formas empleadas para deshacerse de esas viejas “herramientas”. Apelando a una brutal tradición –“Un galgo viejo no vale el precio de una bala” suele decirse- se les cuelga de los árboles dejando que sus patas traseras rocen el suelo para que la agonía del animal sea más larga, se les arroja a pozos para que se ahoguen, se les apalea hasta la muerte, se les prende fuego o simplemente se les abandona a su suerte aprovechando que no disponen de chip identificador, producto de la ausencia de control en la cría de las camadas. Hay quien se pregunta por qué los criadores de galgos no actúan de forma más “clemente” entregando a la perrera a los animales que ya no les son útiles. La respuesta vuelve a ser tan sencilla como inhumana: la rotación de ejemplares por temporada en un criadero suele ser de unos quince galgos. La entrega de quince galgos al año a una perrera despertaría demasiados recelos y quizá hubiese que dar demasiadas explicaciones. Es más cómodo y menos complicado deshacerse de ellos por métodos expeditivos y tirarlos al vertedero como quien se deshace de una lavadora vieja. Hasta ese punto son considerados “objetos”.

Por fortuna, la concienciación hacia este tipo de crueles prácticas hace que, poco a poco, la situación de esa raza vaya cambiando. Cada vez son más personas las que descubren que son animales dóciles, nobles, tranquilos y extremadamente fieles y los adoptan como miembros de su familia. Aun así, su realidad vital sigue siendo extremadamente dura y comprometida. Y lo seguirá siendo en lo que no se promuevan leyes que castiguen de forma severa estas prácticas inhumanas. Medidas que impulsen de forma férrea el control de la cría de galgos, la erradicación de la crianza indiscriminada y la obligatoriedad de identificar con chip a todos los animales nacidos de una camada. Si quieres aportar tu granito de arena con esta causa, difunde esta información. Conciencia a las personas que conozcas de la triste y oscura realidad de estos animales y participa en todas las iniciativas que lleguen a tus oídos para erradicar estas crueles prácticas. Ellos te lo agradecerán.

Pedro de Paz

NOELIO

Comentarios
Con solo 2 años a Noelio le encontraron abandonado con una pata destrozada por un disparo. Le pegaron un tiro que le destrozó la pata delantera y le hizo una herida en la trasera. Como siempre, los cazadores.


Lo recogieron unas personas para llevarlo a un veterinario que le colocó la pata sin operación; ni anestesia ni nada. Lo acabó salvando la asociación El Refugio de las Brujas, quienes se pusieron en contacto conmigo con la intención de que Noelio estuviera en una casa porque se hallaba a la espera de una operación. Por supuesto que acepté ser su hogar de acogida y ayudar en todo lo que pudiera.

Siempre he tenido perrxs de acogida - han pasado muchos animales por casa-, pero con Noelio algo hizo tilín entre nosotras. Es un ser maravilloso: compañero, divertido, aventurero... pero sobre todo un valiente, un superviviente que nos dá lecciones de vida a muchas personas, porque quien le conoce no puede resistirse a su manera de ser.

Así fue como lo adoptamos, junto a las pequeñas de la familia, Lili y Loli. Luego operamos su pata. Una recuperación muy dura, pero entre todas salimos adelante y le dimos la fuerza que necesitaba.
Hoy Noelio disfruta de su vida como cualquiera de nosotras: ver un atardecer o el olor al mar…

Aprovecho para recordar la importancia de constituirse en casa de acogida. Muchas personas creen que esa fórmula significa acabar adoptando al animal. Con éste pensamiento dejamos de ayudar a muchas criaturas que nos necesitan. Hay seres especiales con los que conectamos y es allí cuando terminan en nuestro hogar de modo definitivo. Mientras tanto colaboramos con la cadena solidaria que se arma cuando hay un animal en peligro para sacarle de esa mala situación. ¡Acoge! Nos necesitan.

RACISMO Y ESPECISMO. DOS RAMAS DE UN MISMO ARBOL.

2 comments
Desde el siglo XVI y durante más de 200 años los conquistadores europeos importaron millones de esclavos africanos para que trabajasen en las plantaciones y minas americanas.

El beneficio económico se disparaba si se disponía de mano de obra prácticamente gratis, un poco de comida y un chabolo eran suficientes. Pero esto había que justificarlo a la sociedad, salvo en la tonalidad de la piel, eran iguales a los amos blancos.


En una sociedad aún fuertemente adoctrinada por la Iglesia, se recurrió a la Biblía para que todos aceptaran esa opresión como éticamente correcta, pero también a la ciencia, donde científicos y biólogos al servicio de los terratenientes sacaban artículos sesgados que decían que los negros eran menos inteligentes, más promiscuos y sin moral, es decir, bestias salvajes que en cualquier momento se podían comer a tus hijos.

Todo esto inhabilitaba cualquier principio de culpa o empatía, hasta el punto de normalizar en la sociedad de la época que los blancos, principalmente los ricos, eran los únicos merecedores de poder desarrollar en libertad sus intereses.

Nacieron o se afianzaron decenas de expresiones discriminatorias que todavía existen actualmente, "trabajar como un negro", "noche negra", "vérselas negras", etc. Los padres o en la escuela educaban a sus hijos con historias de "negros malignos" que habían cometido actos crueles, se inventaban relatos de tribus que se comían a sus hijos o rituales demoniacos. Así generación tras generación la discriminación continuaba y el sufrimiento y dolor de los esclavos se acrecentaba.

Es cierto que no todos los esclavos eran tratados igual, algunos amos "bienestaristas" los trataban mejor; apenas los azotaban, les dejaban vivir con sus familias, no violaban a las mujeres y hasta a alguno se le permitía leer. Todo esto mientras el esclavo fuera bueno y no se sublevara y trabajase de sol a sol.

También era común deshacerse de los que ya no servían para el duro trabajo, los accidentes se sucedían, extremidades amputadas, enfermedades crónicas. En el momento que el médico los declaraba inservibles, eran sacrificados, con humanidad decían.


No podemos decir que las personas que componían esta sociedad eran "malas", simplemente se dejaban llevar por la indiferencia hacia el esclavo avalada por la educación que recibían.

La esclavitud humana aún hoy existe, pero al menos la mayor parte de la sociedad la rechaza, al menos en teoría y aunque no haga nada para evitarlo. Desgraciadamente existen otro tipo de opresiones y esclavos, los animales no humanos.

Los usamos a nuestra conveniencia, lucrándonos con su esfuerzo o su vida. Nos educan para aceptar esto como normal, ya sea desde la cultura, la salud, la religión o la ciencia. Ni en la escuela ni la tv nos cuentan la crueldad y la ilógica de la relación de amo y esclavo, sus vidas nos dicen que no valen, que los animales humanos somos mejores, aunque el razonamiento no lo justifique los animales no humanos solo son cosas.

El futuro juzgará nuestros actos de hoy, esos que a priori no nos convierten en malas personas, pero provocan el sufrimiento y el asesinato de miles de millones de animales anualmente.

Lo duro de aceptar para los que hemos ensanchado nuestra visión del mundo, es que salvo para unos pocos que dependen económicamente de los esclavos, como dependían los terratenientes de America, empujar a la sociedad a que cambie es tan sencillo como dejar de participar, de ser cómplice y abstenerse de consumir productos que provengan del esfuerzo y la vida de los animales no humanos.

Sergio Marqués
Plataforma NAC

LOS CAZADORES SOMOS TODOS

Comentarios
I
Los cazadores somos todos
si escuchas un disparo, cierras los ojos y sigues caminando.

Los cazadores somos todos
si, encallado en la ciudad, no has visitado el campo en muchos meses. O el mar.

Los cazadores somos todos
si esperas que este mundo lo arreglen otros que no seas tú.

Los cazadores somos todos
si crees que un disparo y una bala sólo lo acciona uno.


II
Los cazadores somos todos
si no salimos al monte a detener los rifles.

Los cazadores somos todos
si nos tumban las noches y la muerte y sólo hemos guardado silencio.

Los cazadores somos todos
si para tu paz, otros deban estar en guerra; si para el sabor de tu boca otros deban morir.

Olvida lo que escuchaste sobre la ley humana,
sobre la cárcel y el Juez.
Este mundo necesita más abogados
en los tribunales abiertos.

Los cazadores somos todos si en este mundo a la liebre amarilla de la inocencia sólo le queda escapar y ocultarse, callar y temer.

Los cazadores somos todos y todas
mientras haya cazadores.

Ángel Padilla

COMUNICADO NAC MANIFESTACIÓN FEBRERO 2.017

1 comment
Otra vez febrero se teñirá de sangre. Coincidiendo con el fin de la temporada oficial de la caza con galgo, aquellos que dieron lo mejor y ya no valen, o los que nunca ofrecieron la talla esperada, padecerán el destierro, el abandono, la muerte. Otra vez febrero, el tiempo en que ya se perciben los días crecientes, se poblará de olivos siniestros, con siniestras ramas; de cuerpos sin vida por la maldad culpable de psicópatas rurales y por la codicia infinita de mercaderes sin alma. Carreteras asesinas, repletas de los cadáveres de quienes todo lo dieron en la vida. Protectoras desbordadas, padeciendo el acoso de supuestos deportistas adictos al chantaje: “ o te lo quedas o lo mato”, nos dicen con psicopático descaro. Campos colmados de seres vagabundos en cuyos esqueléticos cuerpos se dibuja el hambre. Otra vez en febrero – este año en 25 ciudades – nos concentramos para, casi en silencio, reclamar un grito que escriba basta.

Foto: Jordi González.
Mientras leemos este torpe comunicado, transitarán a nuestro alrededor decenas de humanos. Unos nos increparán afirmando que ya existen bastantes problemas en el mundo para manifestarnos por unos simples perros, como si no conociéramos nada más importante. Nos hablarán del paro, del inaceptable drama de Siria, de niños desnutridos, de un tal Trump o quizá solo en ese momento se acordarán de las víctimas de la violencia machista. En su ignorancia culpable, olvidan que todos esos males obedecen al mismo principio: el de la dominación ejercida por quienes pueden contra aquellos que por indefensión, por instinto natural o por simple ingenuidad bondadosa, carecen de los medios para oponerse. Los animales, tanto las presas como los que alejados de su natural condición depredatoria, son convertidos en verdugos inocentes, están para eso nos dirán. Y a nosotros nos sonará una melodía conocida. La misma que se interpretaba en la Europa de mediados del siglo XX, contra quienes no pertenecían a una supuesta raza superior; idéntica a los ecos de los esclavistas en la América de la libertad; o a la que coreaba la Orquesta Filarmónica Patriarcal frente a las hembras humanas que reclamaban su derecho al sufragio.

Otros, los más cercanos, nos recriminarán que no es suficiente, y cuestionarán que por qué solo no a la caza, y solo a la caza con galgos. Porque por algo se empieza, contestamos. Porque salimos al campo y vemos los perros abandonados, convertidos en residuo de una industria cinegética que primero los consideró materia prima. Porque nos avergüenza que nuestra tierra, a la que queremos como el que más, pero sin tanto aspaviento, siga siendo ejemplo de crueldad. Porque nacimos con el deseo de formar parte de la génesis de un nuevo tiempo en el que el odio se sustituya por el amor, la competencia por la cooperación y el gozo criminal de unos pocos por el sano disfrute colectivo.

Como las viejas películas de haluro de plata, propias de las cámaras fotográficas del pasado siglo, nuestro NO A LA CAZA de este año, aspira a convertirse en un negativo que, al positivarlo, se transforme en un sí a la igualdad entre las especies; en un sí a los derechos de todos los sintientes; en un sí a la solidaridad, al afecto, a la cooperación, a la paz, al respeto, a las tiendas libres de productos obtenidos mediante la cosificación de los otros animales, a los circos con malabaristas, con magos o con payasos, pero sin seres tratados a golpes; en un sí a la tradición sin muerte, a la hermandad, a la justicia, a la naturaleza, al futuro, al aire limpio, a las aguas bravas y a los mares sin plásticos.

Porque creemos que, como reza el eterno lema de las manifestaciones animalistas, un mundo mejor solo resulta posible sin toros en las plazas, sin carne en los mercados y sin cuero en los zapatos, os pedimos que coreéis con nosotros: NO A LA CAZA CON GALGOS, NO A LA CAZA, SÍ A LA VIDA.

Plataforma NAC, 5 de febrero de 2.017.

NO A LA CAZA 5F: GRACIAS.

Comentarios
Foto: Esther Mostaza
Ni la lluvia o la nieve de las ciudades del norte, ni el granizo de Madrid y de buena parte de la zona centro, ni siquiera el vendaval que recorrió la península en este primer domingo de febrero, consiguieron callar la voz de los indefensos. A las doce de la mañana, miles de personas recorrieron las calles de veintiséis ciudades españolas convocadas directamente por nuestra plataforma, alguna más si incluimos las desarrolladas a iniciativa de otras organizaciones con idéntico fin. Aunque a veces la estrategia imponga ser más concretos, un solo lema, un único objetivo: NO A LA CAZA.

Estamos satisfechos, pero nunca contentos. NAC ni quiso, ni quiere, ni querrá convertirse en marca, nacimos con vocación de instrumento. A quienes han hecho posible que la voz de los sin voz se escuche en las calles, en las emisoras de radio, en las televisiones y en general en todos los medios, humildemente gracias. Como indicaba Rosa Montero en las palabras que dirigió a los manifestantes madrileños, el lobby cinegético es incluso más poderoso que el taurino. Sabemos a lo que nos enfrentamos y también que no podemos detenernos hasta convertir esta cruel matanza en un simple recuerdo de otro tiempo. Hoy, como ayer y como mañana, NO A LA CAZA.

POR EL CAMPO Y LA CONSERVACIÓN... ¡NO! A LA CAZA

1 comment
El invierno es duro en ciertas zonas del mundo, la nieve oculta los escasos recursos de los herbívoros, que hallan dificultad en encontrar alimento. Ventiscas heladoras, gruesas capas de nieve, un frío aterrador para cualquier animal de sangre caliente, posibilidad de accidentes, depredadores cada vez más agudos y peligrosos.... encontrando en los tachos de hierba y en el bosque la única posibilidad de sobrevivir a las condiciones de la vida natural. En la primavera muchos son ejecutados a manos de cazadoras humanas, sin ningún respeto por la terrible prueba anual de los ungulados. Llegan con su estultez armada, con su fascismo y su brutalidad -heredada de más brutalidad- y con una simple presión de dedo, revientan una cabeza, abren un cuello, atraviesan un lomo y extinguen un universo.


Con el sabor amargo todavía por la ejecución de dos agentes forestales realizado por una persona ecoterrorista simpatizante de ultraderecha en Lleida, las autoridades se quejan de no poder ir armadas como las personas que ejecutan animales en el monte, lo cual recuerda al juego milenario de los machos humanos divirtiéndose despedazándose, midiéndose a ver quién la tiene más grande. El viejo cruel juego. La caza, como la pirotecnia, es la ruidosa alegoría de esa parte de la sociedad que arma mucho jaleo cuando no tiene nada que decir. Antes las personas que cazaban se vestían de camuflaje, ahora van con chalecos reflectantes para no matarse entre ellas, pero en realidad hablamos de gente armada, que reciben aprobados en los exámenes psicotécnicos de modo a veces fraudulento. No pocos asesinatos de personas humanas son llevados a cabo con armas de fuego inicialmente destinadas al asesinato de personas no humanas.

Pobres machos cazadores, pobres imbéciles éticas, codificados en el show de la testosterona. Pobres payasas sin circo a la altura de su patetismo, acarreando todo su superávit de esperma como fofas bolsas de semen. Pobres vidas al servicio de los videojuegos, de la violación colectiva, los fusilamientos de vida salvaje y la ejecución de toros en coliseo. Ofenden al humanismo con su comportamiento depredador. Parasitan de los logros de su especie, asesinando billones de personas en mataderos y granjas, disfrutando la naturaleza destruyéndola. Pobres machos protohumanos. Enmuchados, amuchados, agrandados por su miedo y sus complejos de pene pequeño. Adornados con la falacia megalómana que sitúa a las personas no humanas como peldaño, con objeto de que nuestra protoespecie pueda fantasear con algún tipo de superioridad. Esa misma que decidió un día que la tierra era plana, la mujer poco valiosa, la tierra un recurso o un árbol su peso en madera. La imbecilidad ética, dueña y señora de nuestra historia, se topa de bruces con la desobeciencia civil y ante un pensamiento crítico que desoye los chillidos histéricos de la civilización, apartando los obstáculos que la avaricia o la soberbia interponen. Lo correcto suele disidir de lo rutinario, nada escrito posee valor sin actos detrás que lo avalen. Somos lo que hacemos y el error no puede hacerse un método de vida. Si erramos, rectificamos, y si no lo hacemos, debemos desaparecer de la toma común de decisiones. El derecho a matar es un error, se use el argumento que se use.

La cinegética exige competitividad, acoso, derribo, persistencia enfermiza, obsesión y ganas de destruir. Son las bases del patriarcado, y es algo que sucede hace mucho tiempo y queda en la historia de la infamia como todo y en la de los comportamientos sociales. Proveniente de tiempos brutales y bastos, no es un episodio oscuro de nuestra especie si siguen haciéndolo como hace décadas, con los mismos métodos, cerca de nuestra casa o a miles de kilómetros. En el nombre de la esvástica o del control poblacional y del deporte, nazis, cazadoras, la misma conducta nauseabunda. Entran en las casas ajenas aplastando todo, avasallando, a veces de día a veces de noche, cuando duermen sus inquilinas. Disparaban sin preguntar, a bocajarro, al bulto, o secuestraban a las víctimas o se llevan a sus bebés para encerrarlos de por vida y torturarlos. Aullidos en muchos idiomas. Algunas bebés tienen suerte y mueren pronto, siendo reventadas contra el suelo o arrojadas a la hoguera o al río, otras decapitadas o fusiladas junto a sus casas, mientras las verdugas se fotografían sonrientes junto a los cadáveres. Eran simplemente crueles, orgullosamente humanas y superiores, ejemplos de una cultura de violación y violencia. Entraban en las casas ajenas, motorizadas y armadas hasta los dientes, con soliviantados perros de ataque, haciendo ruido, uniformadas y con focos deslumbradores y actitud de machos, tras de ellas un rastro de muerte, torturas, agonías y evisceraciones. Ocupan cargos de poder social y defienden los argumentos del miedo y la dominación en una sociedad enferma, blindan las leyes que lo permiten criminalizando la libertad y la vida. Son juezas, fiscales, mercaderes, tiene sangre azul o casas de adobe, son padres de familia y vecinas amables. Nazis y cazadoras. Llenas de carne, llenas de violencia. Eliminemos la carne y erradicaremos la violencia gratuita


Cuando la gente que practica ejecuciones deportivas salen al campo o bosque a disparar jabalíes, corzos, perdices o conejos, miran únicamente el tamaño de la presa. Los mamíferos sociales establecemos vínculos de por vida con primas, hermanas, madres, novias, compañeras sexuales o amigas íntimas de nuestra manada, igual en cada caso. Una manada atacada a la cual se la extermina por placer una individua, representa motivo de tristeza y un vínculo roto para una, varias o todas las componentes de la manada, como en el caso de las humanas. Terrenos cada vez más encogidos por la invasión de una industrialización agricultora, encierran a la fauna libre en guettos cada vez más reducidos. La presión de la codicia humana y la falta de depredadoras naturales (a quienes las ejecutoras destruyeron previamente), genera desequilibrios ecológicos. Por no mencionar las decenas de miles de perros disparados, estrangulados, arrojados a pozos, camadas enteras estrelladas en bolsas de plástico, exterminados por un colectivo de asesinas pertenecientes a banda armada, que utiliza el argumento taurófobo del “amor al toro que matan”, con la misma demagogia del amor al perro. El perro es una mera herramienta, como la escopeta, sin las cuales no harían más que arrastrar su patética osamenta por los matojos, porque no hay nada más inútil para la caza que un ser humano cazador.

Hay que prohibir la caza como se prohíben muchos otros comportamientos tan antiguos como tóxicos. La revisión de nuestras conductas no puede basarse en la vejez de ellas, porque la ética crece y las normas de comunidad deben adaptarse a ella. Sabemos del resto de los animales sólo las dimensiones de la esclavitud que les inventamos, creemos de su libertad lo que nos conviene por que obtenemos de que carezcan de ella, diseñándoles un Mundo Feliz con la certeza de que lo sera tanto como.... el nuestro. Hay que abolir la caza, la deportiva, la “reguladora” y la “conservacionista”, buscar los métodos existentes de evitar superpoblaciones (empezando por el control demográfico humano, principal causante de la mayoría de males) y usando de una vez la inteligencia, en lugar de la porra, la lanza o su versión moderna, la escopeta.

Xavier Bayle


Nota de la redacción: como organización plural en la que damos voz a tod@s l@s que tienen algo que decir respeto a la temática propia de nuestros fines, los artículos firmados muestran, bajo la responsabilidad de quien los suscribe, la opinión de l@s autor@s, no necesarimente los de  la asociación NAC.

5F. 25 CIUDADES POR UN NO A LA CAZA.

1 comment


Un año más, coincidiendo con el fin de temporada de la caza con galgo, volvemos a las calles. Será el próximo cinco de febrero en veinticinco ciudades que se unen para reclamar un rotundo NO A LA CAZA. Porque ni galgos, ni podencos, ni ningún otro animal merece sufrir por simple diversión humana, pulsa en el enlace de tu localidad, accede al cartel con toda la información de los actos y únete a nosotras. Te esperamos.



CARTELES DE LAS 25 MANIFESTACIONES:

EL ANUNCIO DE CAMPOFRÍO.

Comentarios
El anuncio de Campofrío es la sonrisa del domador de circo, la caricia del agresor machista, la beneficencia del burgués.

Campofrío es una de las cinco mayores empresas del mundo en el sector cárnico. Cotiza en bolsa desde 1988. En 2010 facturó 2.100 millones de euros y actualmente utiliza a más de 11.500 personas en sus procesos productivos.

Campofrío obtiene sus beneficios de la extracción de la plusvalía de sus trabajadoras y trabajadores, de la especulación en bolsa, de la explotación y muerte de millones de animales y del empleo irracional de recursos naturales. Su triste publicidad (triste porque apena la eficacia de la simplicidad insultante de sus anuncios) mantiene una idea irreal de esa base material explotadora.

Todo comienza en la guerra civil, cómo no. Rojo él, fascista ella. Campofrío quiere ocultar que la lucha entre rojos y fascistas es la lucha por dos modelos de mundo diferentes. Uno, el de la injusticia, muerte y opresión. Otro, el de la igualdad, la vida y la libertad. Campofrío está del lado de los explotadores. Es su razón de ser, su forma de existir.


Las personas independentistas y las personas españolistas defienden, consciente o inconscientemente, dos ejemplos de organización diferentes. Uno, el de la soberanía propia, el respeto. Otro, el del centralismo y control sobre otros pueblos que pretenden organizarse ellos mismos. Campofrío está del lado de los controladores. Es su razón de ser, su forma de existir.

Las personas que el sistema utiliza para mantener el orden en contra de las personas que luchamos por nuestros derechos -derechos que son incompatibles con los de las grandes empresas- defienden dos prototipos de organización diferentes. Uno que mantiene el monopolio de la violencia en manos de unos pocos y que pretende homogeneizar y estandarizar la existencia. Otro que busca la redistribución de los recursos de manera justa desde la diversidad de los pueblos y las personas del mundo. Uno impone, el otro resiste. Campofrío necesita la imposición para ser, para existir.

Las personas taurinas y las antitaurinas defendemos dos maneras diferentes de entender las relaciones en sociedad. Las primeras desde la dominación del “ser superior”. Las segundas a través de la solidaridad y el desarrollo de la empatía como ejes centrales en la construcción de sociedades igualitarias que incluyan a todos los seres que tengan una vida propia. Campofrío necesita de la negación de esas vidas para comprender su razón de ser, su forma de existir. Por eso, también, apela a la “tolerancia” de lxs comehierbas.

Lxs votantxs del pp no son casta. La casta no es la gente que trabaja a mi lado cada día y vota al pp. No, esos son también mis compañerxs y compañerxs de vida porque en lo material estamos unidas, en lo material sufrimos la misma explotación, el mismo desprecio, el mismo intento por controlar nuestro pensamiento. No, la casta no es eso. La casta es Campofrío, y el intuitivo concepto de casta nos ayuda también a comprender que “en la casta”, como dicen los podemitas, encontramos la razón de ser, de existir, de grandes empresas como Campofrío.

Las personas ateas y las personas religiosas comprenden el mundo de manera diferente. El ateo dice, por ejemplo, que las religiones han servido para que los pueblos explotados no busquen respuestas a sus problemas en este mundo. Las religiones actuales de Occidente nos quieren con la cabeza agachada, humilde, generosos con quienes no reparten sus riquezas robadas. Y Campofrío necesita de tu generosidad y de la mía para seguir acumulando y reforzando su razón de ser, de existir.

Todos y cada uno de estos conflictos se envuelven con el manto de un simple juego en el que, al final de la discusión, los contrincantes se dan la mano y se convierten en amigos. Para eso se incluye al mismo nivel el enfrentamiento bético-sevillista.

“Nuestros hijos son más tolerantes que nosotros”, nos dicen al final. No sé quiénes serán vuestros hijos, pero ni yo ni la gente que reivindicamos justicia somos tolerantes. La tolerancia es condescendiente, se ejerce desde arriba, la define y suministra el poderoso. La tolerancia es paternalista y constituye una de las herramientas de trasmisión de sumisión más potentes que existen. No, no somos tolerantes. Las personas como nosotras defendemos, frente a los valores verticales de la tolerancia, la horizontalidad de la solidaridad, el respeto, la empatía, la justicia definida por todas y todos. Defendemos la lucha por la emancipación, por el fin de la Opresión.

Pero en algo sí estoy de acuerdo con el anuncio: “que nada nos quite nuestras diferencias. Que nadie nos quite nuestra capacidad de superarlas”. Efectivamente, nadie nos quitará la capacidad de superarlas. Pero frente a vosotros, que defendéis esa superación desde la rendición y la sumisión al poder neoliberal por parte del anarquista y del comunista; frente a vosotros, que defendéis esa superación desde la rendición y la sumisión al dominio españolista por parte del independentista; frente a vosotros que defendéis esa superación desde la rendición y la sumisión a la violencia institucionalizada por parte de la gente desarmada en las calles; que defendéis esa superación desde la rendición y la sumisión a los valores de muerte y explotación de las sociedades especistas por parte de quienes defendemos los derechos de los animales; frente a vosotros que defendéis esa superación desde la rendición y la sumisión a las imposiciones del régimen del setenta y ocho por parte de quienes pretenden cambios; o que extraéis rendición y sumisión a las teorías de la imposición divina como forma de naturalizar la explotación en la Tierra; frente a vosotros que nos necesitáis sumisas y rendidos, explicaremos hasta que se nos sequen las bocas o nos las cosáis, que nuestra capacidad de superar las diferencias está en el conflicto. Que los casitodopoderosos como Campofrío procurarán engañarnos, y cuando vean amenazada su posición, que la verán, emplearán toda la fuerza necesaria para mantener su status, no apelarán a la tolerancia ni al entendimiento porque no serán ya ellos quienes la administren. Por eso el conflicto, porque antes que justicia la explotación pide guerra.

El anuncio de Campofrío representa el clímax de un proceso de socialización que nos convierte en actores expropiados de nuestros cuerpos y nuestro derecho a la construcción de la propia persona, a la revisión, a la autocrítica.

Así que no, tolerancia no, porque ese es el idioma que justifica la injustica de las sociedades racistas, clasistas, capitalistas, especistas, machistas. Tolerancia no.

Nosotrxs tenemos algo mucho mejor, mucho más justo. Le decimos en mi barrio Solidaridad y Lucha.

Enrique Nafría

COMUNICADO NAC MANIFESTACIÓN FEBRERO DE 2016

14 comments
Cuando la pasión es matar la sangre que se derramará puede ser de cualquiera, por eso la acción de los cazadores va dejando cadáveres de todas las especies, incluidos los de sus perros, incluida los de humanos.

¿Cómo es un cazador?

Verse ante el espejo, no encontrar la hombría allí donde y como algunos la entienden y tapar la desnudez que acompleja con ropa de camuflaje y rellenos de acero.Mirar a los ojos de la gente común, no descubrir admiración según la anhela la depravación y buscar entonces en la barra de un bar de carretera la envidia de otros que se apoyaron en ella por los mismos motivos y con idéntica indumentaria. Encontrar a la víctima más indefensa para ejercer la violencia de especie dentro del matrimonio con la ley, y a veces, cuando la sed de sentirse poderoso es ya incontenible, también fuera de él. O en aquellos lugares donde todo es posible si se tiene dinero para pagar el precio.Reírse del sufrimiento ajeno sin una sola carcajada en la mirada. Cualquier trastornado, hasta el más cobarde, incluso el más cruel puede mover a voluntad los músculos de su boca para fingir hacia afuera, pero no podrá impedir que a través de sus ojos asomen las patologías que carga dentro de sí.


Lo llaman deporte pero uno de los que participan jamás eligió intervenir. Llenan el maletero de sus coches de cadáveres y dicen que es sostenibilidad y conservación. Aman disparando y respetan acuchillando cuando ya no puede defenderse el objeto de su respeto y de su amor. Y en el paroxismo de la perversión se fotografían sosteniendo la cabeza de sus muertos con las manos, o haciendo que posen sus hijos pequeños mientras vuelven a sonreír, más que nunca, como lo hace cualquier psicópata una vez consumado su crimen. Fanfarronean y a menudo acaban discutiendo. Pasan de presumir de cómo burlaron al Seprona a enfrentarse porque “mis perros son mejores y los tuyos no valen ni para tomar por…”. Y en su mesa, aun con tanto ponerlas encima a ver cuál la tiene más grande, no se ve más que vasos, tabaco y móviles.

En el suelo la sangre de sus víctimas, también la de sus perros. Los malos porque no servían y los buenos porque se hicieron viejos, se hirieron o se pusieron enfermos, y charcos de testosterona de cazador, inestimable caldo de cultivo para las conclusiones del profesor Rojas Marcos, pero ellos prefieren leer los artículos de Caza y Safaris o el foro de club-caza.com. Allí, entre iguales, los espejos son como el de la bruja de Blancanieves, la hombría se mide en centímetros de cañón y se pesa en kilos de verraco.En España se sienten a gusto. Les respalda la ley, incluso cuando se la saltan, y desde reyes hasta parados pasando por dentistas, ministros y banqueros, encuentran bares donde beber alcohol antes de cazar y donde pedir otra botella después. Eso sí, han forrado de plásticos el maletero, que la sangre que no mancha conciencias echa a perder tapicerías.

Cazador: individuo que tejiendo su hombría con la cobardía y la crueldad se ve siempre desnudo. Y vuelve a matar.

Sin olvidar que el que caza raposos en Ourense de poder hacerlo mataría leones en Zimbabwe. Diferenciándoles el dinero les iguala el placer que sienten al disparar.Si para vosotros, cazadores, acosar y acorralar a un animal es signo de ese respeto que juráis que todos ellos os merecen. Si pegarle un tiro y rematarle con un cuchillo, provocar que huya herido hasta que la hemorragia doble sus patas y detenga su aliento, es una prueba de amor. Si condenar a crías a la agonía tras matar a su madre, hacer que abandonen su entorno y deambulen buscando alimento y refugio, si ofreceros solícitos cada vez que veis la oportunidad de hacer una limpieza de perros y gatos para un ayuntamiento sin escrúpulos, si exigir que se pueda cazar en zonas protegidas es señal de inquietud ecológica. Si disparar+, arrojar a un pozo, ahorcar o arrancarle el microchip a un perro escarbando con una navaja para abandonarlo después, si ser responsables de la muerte de decenas de humanos no es más que deporte y+ un fatal accidente, no son nuestras palabras las que os describen sino vuestros actos.

Sí, sin duda para vuestros cerebros ávidos de plomo y sangre, amor y violencia son dos cuestiones indisolubles, y qué mejor muestra que lo que dice en la página de la Real Federación Española de Caza: “El verdadero cazador, ama mucho más a los seres vivos y salvajes que la masa media y tierna de sus detractores. La caza está más cerca del amor que de la violencia”.

Hay personas que se ponen el despertador, como vosotros, como yo, pero que lo hacen para levantarse a matar, por matar, y movidos por ese deseo no encuentran límites ni en la moral, ni en la razón, ni en la ley, una ley que los sigue protegiendo.

Y por eso estamos aquí, compañeras y compañeros, para que esas leyes se modifiquen, para acabar con esta colección deportiva de perros muertos, de animales de tantas especies muertos, de humanos muertos, y para decirle a los cazadores que porque sabemos lo que realmente les mueve, lo que son y lo que hacen, seguiremos cada día luchando por sus víctimas y contra ellos. Sin descanso.

Gracias a todas y a todos por estar aquí.
Manifiesto Manifestación Nac 07 de Febrero 2016.
Con la tecnología de Blogger.