POR EL SACRIFICIO CERO Y EL MÉTODO CES. MANIFIESTO DE CONCIENCIA RESCATA MÁLAGA.

Comentarios
Nos hemos concentrado hoy aquí para rendir un pequeño homenaje a nuestras amigas y compañeras más fieles, esas a las que llamamos mascotas, animales de compañía, nuestras perras y gatas.

Comencemos por el principio. Una mamá perra tiene un periodo de gestación de 58 a 65 días, y puede llegar a tener entre 1 y 14 cachorros, dependiendo de la raza y del tamaño del animal. Una mamá gata, por su parte, tiene un periodo de gestación de 62 a 67 días, y puede llegar a tener entre 2 y 6 crías. Conciencia y educa desde la empatía. Ningún ser vivo es más que otro.



Llega el verano… estamos de vacaciones. Las niñas y niños sin colegio, sin instituto. Se van con sus madres y padres de vacaciones. Uuuuh, horror. ¿Qué hacemos con el cachorrín que regalaron en Navidad? Lo dejamos en una gasolinera o recalar en una perrera para que su futuro consista en ser dormida. Conciencia, educa desde la empatía. Ningún ser vivo es más que otro. Esas son las cachorras compradas, gatas o perras, de raza, de moda, sometidas a vivir enjauladas toda sus vida, a traer camadas indeseadas que por invendibles se echan a morir.

La diferencia entre perrera y protectora, refugio o santuario, es sencilla. Los intereses económicos que predominan, la maldad y la frialdad de poder matar. En un refugio el animal es amparado; es protegido, cuidado, alimentado y adquiere opciones de encontrar un hogar definitivo. De eso se trata, de fomentar las casas de acogida, de fomentar el amor animal. En la perrera no. La perrera tiene en cuarentena al que interesa y al que no, lo mata por descarte. Un día le pilla el día nublado al profesional y a matar, esa es la realidad. Por eso pedimos concienciación. No compres, adopta; y si no puedes, acoge. Ellas te darán hasta su último aliento. Ese mismo que pierden cuando se las encierra o sacrifica. PERRERAS NO. NO TE LUCRES CON SU VIDA. REFUGIOS MUNICIPALES, AYUDA A QUIEN TE AYUDA.

Particulares que hacen parir a sus familiares de cuatro patas para lucrarse de esas vidas. La vida no es algo con lo que se debiera hacer negocio. Fomentemos la cultura, no la tortura ni el sacrificio. Método CES para toda Málaga ya, controlar colonias, castrar, identificar y dejar libres a las gatas es la única manera de controlar sus constantes camadas, de hacernos responsables de ellas y velar por su bienestar. Contar con felinos por las calles de la ciudad es también una ventaja pues nos ayudan a fomentar la biodiversidad.

En esta perfomance pretendemos plasmar el sufrimiento y las muertes innecesarias de estos animales que se suceden día a día, debido a una conciencia muy poco responsable en cuanto a la tenencia de animales de compañía, de lo fácil que resulta el abandono y de políticas que no acompañan en la lucha contra el sacrificio de estos animales. Por eso hemos iniciado una propuesta en la que pedimos al Ayuntamiento que ponga los medios adecuados para llegar al sacrificio cero de animales en el zoosanitario, método CES y prohibir la cría entre particulares. Ninguna camada es deseada.

Manifiesto de Conciencia Rescata Málaga -
Gloria y Bárbara.

ADOPCION, ACOGIMIENTO. PAUTAS DE SEGURIDAD BÁSICAS

6 comments
PAUTAS DE SEGURIDAD BÁSICAS
Cuando se acoge o adopta un perro.

- NO SOLTAR. Ni siquiera en espacios seguros (vallados, cerrados...). Los primeros días, semanas e incluso meses. No lo sueltes. No te conoce. No conoce la zona. Seguramente esté asustado por el cambio y las nuevas rutinas. Si lo sueltas en una zona segura puede que no se deje coger. No lo sueltes porque puede escapar y si escapa lo más probable es que muera atropellado.

- NO INVADAS SU ESPACIO PERSONAL. Nada de abrazos, besos... no invadas su espacio. Espera que sea él quien busque el acercamiento y el contacto. Puede que el mismo día lo quiera o puede que tarde meses en solicitarlo. No invadiéndole estás generando confianza.

Milo lleva martingale con correa a mano y arnés de tres puntos con correa a cintura. Milo es un perro de rescate que rescatamos a los comienzos de ERA y que es uno de mis perrihijos.  El arnes, el martingale y la correa de cintura son todos solidarios de los acogidos de lidia.

- SISTEMAS DE SUJECION SEGUROS. Collares anti escape, arneses y correas de adiestramiento sujetadas al cuerpo las primeras semanas a la hora de salir a pasear. Cualquier tirón puede ser mortal para el perro si no llevas las correas bien sujetas.

- VENTANAS Y TERRAZAS CERRADAS. aunque no lo creas, si el perro se ve encerrado y está asustado, una ventana o una terraza es una vía de escape. Pueden saltar y matarse.

- CUBOS CON LEJÍA FUERA. No dejes a su alcance cubos con lejía o productos de limpieza. No sabes si puede beber de ahí si tiene sed.

- SENTIDO COMÚN. Ponte mínimamente en su lugar, en el miedo que siente encerrado con alguien que no conoce, la incertidumbre de no saber que le va a pasar. Ponte en su lugar y trata de ganarte su confianza no invadiéndole, forzándole ni generando situaciones que puedan violentarle. Déjale que huela la casa, que busque un sitio donde se sienta tranquilo, que entienda las rutinas y poco a poco crearas el vínculo que necesita para sentirse seguro.

De verdad, muchos animales mueren por no seguir sencillas pautas de seguridad. MUEREN. A ti no te cuesta nada más que un pequeño esfuerzo y a ellos la vida.

Sandra Rodríguez

LA VIDA EN UN SANTUARIO ANIMAL

Comentarios
Muchas personas nos preguntan cómo es nuestra vida en un Santuario. De qué modo ha cambiado nuestra vida desde que lo dejamos todo para crear un espacio para los animales rescatados.

Lo cierto es que vivir dedicando tu tiempo y energía a los animales no humanos es agotador, pero también muy gratificante.

Nos levantamos muy temprano para hacer la ronda de biberones a las cabras y ovejas más jóvenes y poder aprovechar las primeras horas del día, que ahora con la llegada del verano son las más fresquitas, para que los animales disfruten de la montaña.



Sacamos a las ovejas, a las cabras y a los burros a la zona de pastos, mirando bien que las zonas de sombra estén bien límpias y los cubos de agua llenos. Después sacamos a los patos al gallinero, ya que por la noche quedan "recluídos" en una zona cubierta para que estén a salvo de los depredadores. Alimentamos a los cerdos con fruta que nos ceden los supermercados de la zona y les limpiamos sus dependencias y cambiamos el agua. Soltamos a los perros por turnos estando bien atentos de que no se peleen al comer, ya que al ser perros rescatados algunos de ellos tuvieron que pelear en el pasado para conseguir comida. Alimentamos a los gatos y limpiamos su zona, medicando a los que lo precisan y mirando que los bebés estén bien.

Todo esto nos lleva varias horas pero es una rutina que debe cumplirse a rajatabla.

Tras sacar y alimentar a las distintas especies llega el turno de los trabajos programados. Limpiar establos, comprar pacas de paja o forraje, hacer rondas de recolección de alimentos (sólo los cerdos comen dos barcas de fruta diaria y más de 10 barras de pan), reparar vallados, preparar zonas para futuros rescates...son alguna de las tareas que más tiempo nos llevan.

Una vez al mes organizamos una jornada de voluntariado donde l@s amig@s del santu nos ayudan con las tareas mayores. Por ejemplo dentro de dos días vendrán a ayudarnos en la colocación de un estanque para los patos, un vallado para las nuevas cabras y unos toldos para zonas de sombra.

El cuidado de animales enfermos o con problemas incluye una ronda de medicación que generalmente la hacemos por las tardes. Ahora mismo tenemos una gata con mastitis, unos gatitos a los que aplicar colirio, un burro recién operado que no termina de remontar al que pinchamos penicilina, una burra a puntito de parir, una cabra con infección, un pato con el ala rota, un perro recién operado que se niega a comer y otro que pronto necesitará una silla de ruedas.

La difusión del mensaje de respeto a los animales lo hacemos desde las redes sociales, pero no siempre tenemos tiempo para elaborar vídeos o hacer difusiones, aunque lo vemos más como una necesidad más que como una prioridad, ya que de la difusión depende el que la gente nos ayude y colabore con nosotros en los gastos.

Recoger a los animales en sus respectivas dependencias nunca es tarea fácil, a algunos hay que ir a recogerlos a lo alto de la montaña y, en su afán de jugar con nosotros, nos corretean por todo el terreno en un interminable juego.

Observar las diferencias de comportamiento entre unas especies y otras y ver como se interrelacionan creando vínculos entre ellos es algo increíble. Ver como Pedro, la oveja, se hace inseparable de Antonio el burrito, o como Ozzie, el gato gris, duerme en el establo junto a Inés la burra porque se cree burro en vez de gato, o como Bandi, el cabrito, prefiere interactuar con Pacheco y Aitor, las ovejas de ojos negros, que con el resto de cabras (que le dan miedo con esos tremendos cuernos),...y tantos y tantos detalles que no tienen desperdicio.

Artículo publicado originariamente en Corazón Verde y que por su interés reproducimos con la expresa autorización de los autores.
Con la tecnología de Blogger.